DANIEL SOLECKI 

 En la retrospectiva del artista francés Robert Filliou (1926-1987) en la Peter Freeman Gallery, abundan las alusiones a la historia del arte, los ready-mades y las bromas. Filliou trabajó en medios muy diversos  como creyón sobre cartulina, ensamblajes de objetos encontrados, fotografías Xerox y collages. A diferencia de sus precursores dadaístas y sus colegas de Fluxus, Filliou se propuso lograr una unión entre arte y vida que tendiera a un “anti-arte” y que tuviese al mismo tiempo una apariencia infantil. Su obra es una parodia del llamado high art y el capitalismo industrial desde un enfoque juguetón que llega a resultar tierno.

 

filliou woman wheel Robert Filliou: Arte naïf y Neo Dadaísmo.

Robert Filliou
Danse-poème collectif (à performer deux par deux,
chacun(e) tournant une roue)
[Copia de un performance de 1962], 1962
2 ruedas de metal y marcador en la pared
Diámetro de las ruedas 25 1/4 pulgadas cada una
(64 cm cada una)
© el artista
Cortesía: Peter Freeman, Inc, Nueva York

Filliou elige una imaginería que enfatiza el lado intencionalmente ingenuo de su trabajo: hay palotes de figuras de hombres que sonríen, representaciones del sol, dibujadas de manera infantil, televisores y rostros humanos distorsionados. Filliou está lejos de la declaración del manifiesto Fluxus “arte muerto, imitación, arte artificial, arte abstracto, arte ilusorio, arte matemático”. (Maciuanas)

La muestra presenta una serie de tres fotografías Xerox de la mano del artista. Es una recreación moderna de las manos negativas que aparecen como ‘firmas’ en las paredes de las cavernas paleolíticas. Filliou pasó los últimos años de su vida cerca de Lascaux, el pueblo más cercano a algunas de las más conocidas pinturas del Paleolítico en las cuevas del sur de Francia y evidentemente se sintió influido por esta proximidad. Su obra me hace pensar en las creaciones que podrían hacer los hombres de las cavernas (o un personaje naif, digamos, por ejemplo, un niño) si se sintiese perdido en el mundo contemporáneo. Los absurdos esfuerzos de Filliou por encontrarles sentido a los objetos modernos son tan divertidos como cariñosos.

En Western Mandala (Mándala occidental), una serie de caprichosos arreglos de ladrillos de arcilla rotos, conectados con cables y enchufados dentro de otro ladrillo que se encuentra en la pared -como un tomacorriente- Filliou malinterpreta la electricidad como precursora del poder espiritual. Pour pêcher à deux la lune (Dos para pescar la luna)  es un empleo similar de la ingenuidad ante la tecnología moderna. Dos cañas de pescar, una tecnología del Paleolítico, ahora parecen diseñadas para capturar la luna.

[....READ MORE]